Semana Santa

Semana Santa sin planes : te damos las mejores ideas.


La Semana Santa es ese oasis entre la navidad y el verano por el que todos estamos esperando y que nos da oxigeno entre tantas horas laborales. Por eso es importante elegir bien el destino para desconectar al máximo. Ciertamente son pocos días y no suele hacer buen tiempo, pero de ese modo se da oportunidad a destinos cercanos o de interior que se rechazarían para el verano. En estos términos elaboramos este post; para ir a la playa ya habrá tiempo.

 

Turismo rural

TURISMO RURAL

 

RIOSECO – PARQUE DE REDES – ASTURIAS

En Asturias el verde y la frondosidad del paisaje son una seña de identidad y la singularidad del desfiladero por el que pasa la carretera (AS17) que nos lleva al Parque de Redes será el punto de partida de un emocionante descubrimiento. Rioseco, capital del concejo de Sobrescobio, es un bonito pueblo de casa típicas asturianas donde el turismo rural se ha convertido en base importante de su economía.

En el centro de interpretación puedes informarte de todas las actividades que puedes realizar y créeme, son muchas. Está el Museo de la madera, el Taller de la Madreña, la Casa del Agua, rutas a caballo, a bici, a pie….un sinfín de cosas que harán tu estancia inolvidable.

Rioseco y los demás pueblos que pertenecen al parque de Redes, disponen de una oferta rural muy interesante. Además no puedo dejar de recordarte que la gastronomía asturiana ya por si sola sería una buena razón para ir, así que no me queda más que decirte que si te pierdes en Asturias encontrarás un paraíso, un #paraisonatural.

POTES – VALLE DE LIÉBANA – CANTABRIA

Este pequeño pueblo capital del concejo reúne todos los requisitos para considerarlo un trocito de cielo en la tierra. Un paisaje que te deja sin habla y unos pueblos de postal bien conservados con gentes acostumbradas a tratar con los foráneos te harán sentir en conexión con el hábitat.

Tan solo por tener la oportunidad de subir en el teleférico de Fuente Dé y admirar unas vistas que sobrecogen solo superadas por las que se tienen desde las elevadas cumbres de Los Picos de Europa (solo para experimentados montañeros) ya hace que la visita sea atractiva. Poder disfrutar de rutas adecuadas a nuestras posibilidades, degustar platos de cocina casera y vivir en la montaña sintiéndonos verdaderos aventureros son razones suficientes para que este destino ocupe uno de los primeros sitios en nuestra lista de lugares por visitar.

Existe una amplia oferta hotelera que seguro se adecuará a cualquier bolsillo. Nosotros decidimos hasta donde queremos que llegue la aventura; el límite lo ponemos nosotros.

 

LA GARROTXA – GIRONA – CATALUÑA

Comarca catalana situada en Girona donde podremos desconectar de la vida de la ciudad adentrándonos en un enclave lleno de posibilidades.

Podemos decantarnos por un paisaje más suave y sin apenas desniveles en la parte sur o si queremos verdadera aventura la zona norte es nuestro objetivo. Allí los barrancos y desfiladeros son los protagonistas. La oferta de actividades es muy completa: rutas a pie, bici, burro, tren turístico, globo aerostático….

Hay infinidad de opciones de alojamiento siendo una casa de payés (bien completa o habitaciones) la más recomendable.

Si tanta naturaleza  resulta abrumadora, una ruta por sus pueblos medievales, siendo Besalú y Santa Pau los más singulares, nos abrirá una puerta que nunca vamos a querer cerrar.

 

GRAZALEMA – CÁDIZ – ANDALUCÍA

Localidad de la provincia de Cádiz que forma parte de la ruta de los Pueblos Blancos. Fue famoso por su industria textil de la que los molinos son su herencia, hoy en día la agricultura, el pastoreo y la fabricación de muebles completan el abanico de actividades de la población local. Es una buena elección si tenemos la intención de adentrarnos en la Sierra de Grazalema. Es un destino ideal para amantes de la naturaleza  y deportes al aire libre. Hay rutas de senderismo, piragüismo, escalada y otras actividades.

Su oferta de alojamiento rural es notable y nos da la oportunidad de sentirnos parte del entorno, algo que perderíamos al decantarnos por las comodidades de un hotel al uso.

Perderte por los bosques de pinsapo de los alrededores, por sus estrechas calles que te llevan a otro tiempo o degustar los platos de su reconocida cocina serán experiencias únicas que te harán sentir.

 

SAN JUAN PIE DE PUERTO – PAÍS VASCO FRANCÉS

Donibane Garazi como es conocido en euskera San Juan Pie de Puerto es un pequeño pueblo de interior donde el descanso, la tranquilidad y la relajación se palpa en cuanto nos adentramos en sus calles. La Rue de la Citadell que nos lleva a la Ciudadela de Mendiguren desde donde las vistas del pueblo y los alrededores son inmejorables, los montes que la rodean y la zona amurallada con sus múltiples puertas son razones suficientes para dejarnos caer por allí. Si buscamos actividades al aire libre como el senderismo nuestros deseos se cumplirán ya que en las cercanas colinas podremos disfrutar de diferentes rutas marcadas. Acercarnos hasta el cercano pueblo de Espelette famoso por sus pimientos y disfrutar de un paseo por sus calles admirando su singular paisaje es una oportunidad que no debemos desaprovechar.

Hay una amplia oferta hotelera que cumplirá con creces las más exigentes expectativas tanto de alojamientos rurales como hoteles convencionales.


Semana Santa

 

PROCESIONES Y MÁS

 

ROMA

Semana Santa siempre es una buena excusa para visitar Roma. A pesar de las aglomeraciones de gente (creo que es de ley poner sobre aviso) tendremos la oportunidad de ver una ciudad distinta donde la tradición y el culto son los protagonistas. Los momentos mas importantes son el Viernes Santo al caer la noche cuando se celebra el Via Crucis y el Domingo de Resurrección que es cuando el Papa celebra la misa y al final de ella ofrece bendiciones a todos los presentes con el “Urbi et orbi”. El Via Crucis parte del coliseo y termina en la colina del Palatino y la misa del domingo empieza a las diez y cuarto. Aunque todos los eventos son gratuitos es necesario conseguir billetes para entrar. Debe hacerse a través de la casa episcopal de tu lugar de residencia.

Además de estas citas ineludibles, siempre podemos disfrutar de la Roma eterna y perdernos por sus calles encontrando tesoros a la vuelta de cada esquina. Es una ciudad sorprendente y que no deja indiferente a nadie. Necesitaríamos una vida para conocer cada uno de sus rincones pero nos bastará poco tiempo para sentirnos parte de ella.

CALANDA- TERUEL

Si buscamos un destino para Semana Santa que no nos deje impasibles puede ser que Calanda sea la mejor opción. Este pueblo pertenece a la Ruta del Tambor y el Bombo y como tal el tambor es su seña de identidad. Además de disfrutar de esta singularidad también tendremos la oportunidad de pasear por sus callejuelas y detenernos en sus plazuelas donde la vida de los vecinos continúa con normalidad a pesar del gran número de visitantes que acoge. Recorrer los alrededores donde encontraremos bellas rutas y podremos disfrutar de rincones únicos hará nuestra estancia inolvidable.

El momento más esperado por lugareños y forasteros es la “rompida de la hora” que tiene lugar cada Viernes Santo a las doce en punto del medio día. Al tocar de las campanas todos a una aporrean los tambores provocando un ruido ensordecedor que no cesa hasta las dos de la tarde del Sábado Santo, momento en que el silencio pasa a ser el protagonista. La emoción y los nervios del viernes dan paso a la serenidad del sábado en el que solo pensar que ya falta un día menos para la siguiente “rompida” alivia la melancolía que invade a todo aquel que participa en esta ruidosa y emocionante tradición.

 

SEVILLA – ANDALUCÍA

Pensar en Semana Santa es pensar en Sevilla. A pesar de ser una fiesta celebrada con gran fervor a lo largo y ancho de toda Andalucía por el número de cofradías que procesan (alrededor de 60) y el número de turistas que atrae es justo decir que es la más importante. Durante una semana al año Sevilla se transforma. Nadie deja de mirar al cielo por si llueve y todos salen a la calle a acompañar a los pasos por sus interminables recorridos de ida y vuelta hasta la catedral. A pesar de la devoción que despiertan todas y cada una de las imágenes, el momento álgido de la semana es “la madrugá”. La noche del jueves al viernes un gran número de pasos procesionan haciendo que el sonido de las bandas, el olor de la cera de las velas y las saetas invadan toda la ciudad. Merece la pena disfrutar de la experiencia, creencias a parte es algo más que religión. Lo más complicado de Sevilla en estas fechas es encontrar un buen alojamiento a un precio asequible, pero reservando con antelación se pueden encontrar opciones razonables.

Mi recomendación es no ir en coche ya que el centro de la ciudad está cerrado al tráfico la mayor parte del tiempo. Viajar en AVE y usar el transporte público son la mejor opción.

 

MÁLAGA – ANDALUCÍA

Siendo Málaga un lugar que asociamos a turismo de playa durante Semana Santa el sentimiento, el fervor, las saetas y las sillas colocadas en las arterias principales de la ciudad, como la calle Larios, nos muestran una ciudad distinta casi irreconocible. Los descomunales tronos que se mueven por la ciudad al compás de las bandas, el balcón de los pobres atestado de gente y tantos foráneos que llegan para compartir ese sentir con los Malagueños nos acercan a esa Andalucía de contrastes donde pasamos del recogimiento de la Semana Santa al alboroto de la ferias en un abrir y cerrar de ojos. De entre todas las cofradías resaltaría la de Mena que procesa en Jueves Santo. Por la mañana hacia las diez desembarcan en el puerto de Málaga los legionarios que acompañarán al caer la tarde al Cristo de la Buena Muerte o de Mena y a Nuestra Señora de la Soledad, cantando sin cesar “el novio de la muerte”, uno de los himnos mas populares de la Semana Santa malagueña. El tradicional encuentro de la Virgen con su hijo alcanza en Málaga el clímax en la plaza frente a la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán, momento que los lugareños viven con gran devoción y sentimiento.

Sería conveniente reservar el alojamiento con antelación para conseguir un precio razonable, aunque la oferta es muy amplia. La ciudad dispone de un importante aeropuerto, estación de AVE y es lo suficientemente amplia para considerar el coche como una opción que además te permitirá visitar los alrededores.

 

VALLADOLID

Hablar de la Semana Santa de Valladolid es hablar de silencio. Como en el resto de Castilla esta celebración se vive con recogimiento y al paso de las procesiones la devoción, el respeto y la sobriedad marcan el paso de las cofradías y de todos aquellos que disfrutan de ellas. Durante la semana 20 cofradías salen con sus pasos de gran valor artístico a recorrer la ciudad dando muestra de gran fidelidad, rigor y detalle en la representación de la Pasión. El día más esperado es el Viernes Santo, cuando la Plaza Mayor engalanada con telones negros acoge el Sermón de las Siete Palabras. Más tarde la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor en la que participan todas las cofradías y acoge 33 pasos, llena de un silencio sobrecogedor, entrega y fervor las calles con un pueblo dispuesto a vivir la experiencia.

Y como no todo van a ser virtudes, forzosamente tendrás que pecar un poco probando los maravillosos pinchos y los dulces típicos que se ofrecen en multitud de establecimientos, reflejo de su cuidada gastronomía y su inmejorable ambiente.

 


Ciudades de Europa

Fotografía de Chad Miller con retoques

CIUDADES EUROPEAS

 

DUBLÍN – IRLANDA

Capital europea rodeada de montañas y mar lo que nos permite contemplar escarpados acantilados o disfrutar de deliciosas playas de arena donde sirven los mejores platos de pescado y marisco de la ciudad. Para tener una visión general, recomendamos utilizar el autobús turístico que por un precio razonable nos dará una inmejorable perspectiva de la ciudad. Dublín se merece conocerla a pie y perderse por sus calles siendo Grafton Street donde encontraremos la estatua de Molly Malone, y O´Connel Street llena de tiendas y bares, las principales vías de la ciudad. Si queremos conocer su historia, Dublinia es una exposición interactiva de la época vikinga y de la edad media . También podemos encontrar visitas guiadas gratis. Consideramos visitas obligadas el Trinity College, la universidad más antigua de Irlanda, la Guinness Storehouse desde cuyo bar panorámico tendremos unas fantásticas vistas y como no Temple Bar uno de los barrios más antiguos de la Isla donde hay ambiente a cualquier hora del día en los numerosos pubs y restaurantes. En este barrio hay un “interesante” tour nocturno que nos muestra los locales más emblemáticos.

¡Ojo! vuelos low cost desde varios aeropuertos españoles. Aprovéchalos.

 

BRATISLAVA – ESLOVAQUIA

Bratislava es una pequeña ciudad europea, capital de Eslovaquia asentada en la ribera del Danubio el cual la divide en un centro histórico de estrechas calles y cuidados edificios y en una zona residencial de altas torres de viviendas, que nos recuerdan su reciente pasado comunista. Aunque por su pequeño tamaño se puede visitar sin problema a pie, no debemos obviar subirnos al tranvía en el que podremos hacer interesantes recorridos como llegar a Kapituská, estrecha calle con antiguas casas de colores, muy visitada.  Así mismo Grasalkovicov Palác, la Iglesia de la Santísima Trinidad, la Catedral de San Martín, el Puente de San Miguel, elevado sobre un foso inexistente, la Torre de San Miguel, única puerta medieval entre cuyos arcos está el kilómetro cero son visitas obligadas. Resulta muy interesante la gran cantidad de esculturas y estatuas que hay diseminadas por las calles, destacando por su peculiaridad “el observador ” y “el fotógrafo” .Para tomarse un respiro, la calle de San Miguel, llena de tiendas, bares y restaurantes donde los precios están muy por debajo de los de cualquier ciudad europea. Lo mismo sucede con los hoteles, por lo que en Bratislava podrás permitirte un alojamiento de categoría por muy buen precio. Por su cercanía a Viena, es destino de muchas compañias de vuelo low cost.

 

BREMEN- ALEMANIA

Localidad alemana de glorioso pasado que posee el casco histórico mejor conservado del país centroeuropeo. Su Marktplatzt, antiguo mercado de la época medieval, es el centro neurálgico de la ciudad donde podremos encontrar los edificios más notables que nos harán entender la historia de Bremen. En una de las alcantarillas de la plaza se puede escuchar tocar a los famosos animales músicos al introducir una moneda. Otra de las visitas obligadas es el Carrillón, donde se dan cita a las horas en punto todos lo turistas entre las doce y las seis de la tarde para escuchar el repicar de las 30 campanas de porcelana Meissen. Tiene un tranvía que nos acerca a los barrios mas típicos de la ciudad como son Schnoor, barrio bohemio y antiguo de comerciantes y artistas lleno de callejuelas empedradas, Wallanlagen, pulmón de la ciudad con su famoso molino reconvertido en restaurante y la ribera del río Weser (Schlachte) zona de bares, terrazas y mercadillos. La calle Böttcherstrasse que con sus 110 metros enlaza la Marktplatzt con el río Weser, es la principal vía comercial donde también está el carrillón anteriormente mencionado.

COPENHAGUE – DINAMARCA

El orden, la tranquilidad, las bicicletas y la amabilidad de sus gentes describen a la perfección este nórdico enclave europeo. Para conocer a fondo todo lo que nos ofrece esta ciudad que combina pasado y modernidad podemos hacerlo a pie o si de verdad queremos integrarnos en la forma de vida de Copenhague deberíamos decantarnos por las bicis. Su centro antiguo (zona medieval) es el triángulo de calles que forman el Ayuntamiento, Kongens Nytorv y Norreport Station. Dentro de este área podemos encontrar plazas, calles y edificios significativos como el Rundetarn que es el observatorio astronómico. No debemos perdernos la visita al Tívoli que es el parque de atracciones más antiguo de Europa, Stroget calle peatonal más larga del mundo, los palacios destacando el de Amalienborg y contemplar el cambio de la guardia, la Iglesia de Mármol, el Kastellet antigua ciudadela fortificada y la Sirenita que es el símbolo de la ciudad y por supuesto Nyhavn de la que nos podemos traer la famosa foto del canal con sus casas de colores…y tantos otros lugares que sencillamente nos enamorarán.

OPORTO – PORTUGAL

Qué decir de una ciudad de la que te enamoras en cuanto la conoces. Los fados serán la banda sonora de esta inolvidable aventura, las callejuelas, las empinadas calles y el río, ese río que atrapa a todo el que que se asoma a su ribera, son una muestra de lo que esta bella ciudad esconde. Debemos recorrerla a pie, sin prisas, dejando que el tiempo se detenga porque allí ya parece ir más despacio. Sus barrios como Cordoaria donde encontraremos la Torre de los Clérigos, todo un símbolo de la ciudad, Baixa (centro) con su Avenida de los Aliados y su Plaza de la Libertad, el Barrio de la Sé donde la catedral parece majestuosa, el de La Ribeira donde el puente Don Luiz I nos lleva al otro lado del río o a donde nuestra imaginación quiera, el Barrio de las Artes lleno de galerías y cafés y tantos otros lugares como el Palacio de la Bolsa, la Librería Lello, las playas y la vida nocturna que encontraremos en Foz do Douro… son suficientes razones para ir.

Si navegar por el Duero, callejear perdiéndote por sus bellos rincones, disfrutar de un vino de Oporto y su excelente gastronomía te parece un buen plan…déjate atrapar por esta fascinante ciudad.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *