Monchique

Monchique. El balneario del Algarve.


Monchique Algarve

 

Piensa en una imagen que te recuerde al Algarve portugués. Casi seguro que el resultado son costas de frías aguas atlánticas con caprichosas formas rocosas de arenisca dorada. Aquí te proponemos una alternativa que cambiará radicalmente esa idea. Si visitas el sur de Portugal y quieres descansar de la playa, del calor y darte un paseo rodeado de naturaleza y aire puro, este es el sitio. A unos 25 km de Potimão y 80 de Faro, la Sierra de Monchique se encuentra al este del Algarve y alcanza una altura máxima de 908 metros en el alto llamado “la Foia”. Debido a su situación tan cercana al mar, posee un  clima húmedo y lluvioso que le proporciona un paisaje agreste y verde más propio de otras latitudes. Abundan los eucaliptos, los castaños y los madroños . En la carretera que lleva a Monchique , nos llamaron mucho la atención los bosques de alcornoques con la corteza pelada y el vivo color de su carne al liberar el corcho, uno de los productos de la zona. La población posee varios atractivos como el mirador “Largo de São Sebastião” desde el que se tiene una bonita panorámica y la plaza principal con una fuente inspirada en la tradicional (noria) del Algarve.

 

Monchique Algarve

 

La Sierra tiene origen volcánico y prueba de ello son las excelentes aguas termales de la zona aprovechadas ya por romanos y árabes. Aprovechando este valiosísimo recurso, a unos siete kilómetros abajo, se encuentra la población de Caldas de Monchique,  donde existen varios hoteles además del complejo Villa termal das Caldas de Monchique que conserva la arquitectura de principios del siglo XX tras una remodelación realizada en los años 60 a causa de unas fuertes inundaciones. El balneario ofrece tratamientos para reumatismo y enfermedades respiratorias. También posee una planta embotelladora de agua mineral.

 

¿Por qué ir? Por ver la otra cara del sur de Portugal, rodearse de naturaleza y hacer un viaje al pasado en un balneario clásico.

 

Cabe destacar el Casino de inspiración morisca que da testimonio del tipo de turismo que recibía la zona en su época de esplendor. En todos los alrededores se respira el espíritu de las estaciones termales con elegantes edificios, calles adoquinadas y agradables circuitos donde una cuidadísima jardinería y numerosos espacios con estanques, fuentes, e incluso bañeras invitan al descanso y a realizar tranquilos paseos.

 

Monchique Algarve

 

Hay numerosos restaurantes y establecimientos para realizar compras de artesanía. Son típicos los productos procedentes del cerdo, sillas plegables de madera de un supuesto origen romano y una colorida cerámica. Por cierto, se puede usar el balneario sin falta de ser huésped de la villa termal y es recomendable la visita en domingo ya que hay un mercado.

 

Recomendaciones

-Muy cerca del maravilloso Cabo de San Vicente, visita imprescindible si quieres asistir a un atardecer inigualable y al lugar donde el silbido del viento es el protagonista.

-A unos 40 Kms. se encuentra el pueblo de Silves,  capital del antiguo Al-gharb islámico. Recomendamos el castillo y el museo arqueológico.

Portimão se merece el titulo de la ciudad con mas vida de la zona. Su oferta gastronómica y su ambiente nocturno lo demuestran.

 

 

Más información

Más fotografías en Flickr 

Turismo del Algarve

Página de la Villa termal

 

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *