L. Cohen was here

Leonard Cohen was here 8


El pasado viernes se apagaba la voz del que ha sido uno de los mejores cantautores del siglo veinte. Leonard Cohen fallecía en Los Angeles dejándonos sin el creador de la más bella colección de canciones de la música contemporánea. No podemos disimular nuestra total admiración por un compositor que toca en sus letras todos los grandes temas con un sello personal y directo, sensible y descarnado a un tiempo, irónico y honesto. Cada canción es un viaje al oscuro fondo de historias que te hacen divisar horizontes de belleza y dolor a partes iguales.

Este es un recorrido que pretende ser vital y musical a un tiempo, repasando aquellos lugares que de algún modo fueron tocados por el genio o la palabra de Leonard Cohen .

 

MONTREAL – SUZANNE

 

Montreal Skyline

Montreal Skyline. Foto Flickr: Maëlick

Es la capital de la provincia de Quebec y la segunda ciudad más grande de Canadá. Situada en una isla en el río de San Lorenzo es uno de los principales centros comerciales, industriales y culturales de Norteamérica. Tiene el privilegio de haber sido el lugar de nacimiento de nuestro homenajeado y sus nombres irán siempre unidos cediéndose uno a otro carisma y personalidad : no todos los habitantes de Montreal son Leonard Cohen, pero tengo la sensación de que Leonard Cohen no hubiese sido el mismo si hubiese nacido en otro sitio.

La capital canadiense inspiró a Cohen en la más aclamada de sus canciones,  la estupenda Suzanne. En ella se hace referencia a un matrimonio amigo del compositor, a cuya mujer el cantante acaricia con su mente en clara alusión a la fascinación que ella despertaba en él. Años mas tarde, ambos acabarían reconociendo que entre ellos nunca existió ninguna relación, que todo fue producto de la imaginación del autor.

En la canción aparecen referencias a varios lugares de la ciudad como el muelle, con sus barcos entrando y saliendo, la capilla de Notre-Dame-de-Bon-Secours,  la “Señora del puerto”, y en general habla del río y del lugar cercano donde toma té y naranjas importadas con Suzanne.

Otros lugares de interés para visitar en la ciudad son el Vieux Montreall, barrio antiguo con calles adoquinadas y perfecto para recorrer a pie, el Plateau Mont Royal, otro de los barrios con encanto, la Rue Sainte Catherine, con la mayor concentración de bares y restaurantes, el Mont Royal, colina que da nombre a la ciudad y desde la que se tiene una magnífica panorámica de la ciudad, el parque Jean Drapeau que acogió en su día una exposición universal y por ultimo la zona olímpica, recuerdo de los juegos de 1976.

 

NEW YORK – CHELSEA HOTEL #2

 

Chelsea Hotel

Fachada del Chelsea Hotel. Foto Flickr : k_tjaaa


La relación personal de Leonard Cohen con Manhattan se centra en la realización de estudios en su juventud en la Universidad de Columbia y más tarde, dicen que buscando a Brigitte Bardot por las habitaciones del Chelsea Hotel,  se tropezó con Janis Joplin en el ascensor, lo que dio lugar a su fugaz “relación” y a la canción en la que la describe.

El hotel está situado en el 222 Oeste de la calle 23rd, entre las avenidas Séptima y Octava y es un icono en la ciudad de New York por haber sido posada de bohemios y artistas de todo rango, sobre todo en los años sesenta y setenta. Jack Keruac, Arthur Miller, Tennessee Williams, Édith Piaf, Joni Mitchell, Bob Dylan, Bob Marley o Andy Wharhol están relacionados de una u otra manera con el emblemático hotel pero una lista interminable de nombres pasaron por sus estancias. De hecho está inscrito en el Registro de lugares históricos de Estados Unidos.

La gran manzana también aparece en otra de las canciones imprescindibles de Cohen, Famous blue raincoat, al nombrar en sus lineas la calle Clinton donde el cantante residió durante la década de 1970.

Para citar las direcciones o lugares de interés de New York necesitaríamos varias paginas. Por ello nos centraremos en el  Registro de lugares históricos de Estados Unidos, una relación de edificios, lugares, estructuras y objetos que según el organismo que lo realiza, merecen ser preservados por su valor histórico. Aunque es demasiado exhaustivo y recoge un interminable número de lugares en la ciudad, revisarlo puede indicarnos los puntos de mayor mayor interés e incluso algún otro que siendo menos importante nos resulte atractivo por otras razones.

 

HYDRA – SO LONG MARIANNE

 

Hydra

Hydra: Foto Flickr: Marmontel

 Hydra ó Hidra, es una pequeña isla al sur de Atenas -apenas tiene 64 km2- ,  separada del Peloponeso por el estrecho del golfo de Hydra. No tiene demasiada vegetación y sus colinas grises terminan a menudo en acantilados al borde del mar que se alternan con playas y calas de arena blanca. El espíritu verde se ha desarrollado en este lugar hasta el punto de que en la isla no hay coches y existen poquísimas infraestructuras, lo que preserva su entorno sin alteraciones desde hace décadas. Su fuente de ingresos principal es el turismo y uno de sus atractivos es la gastronomía, con una variada y amplia oferta en su capital Puerto Hydra. La playas de Mandraki, Kaminia y Vlychos a las que se llega a pie o en barca, son las más famosas por su belleza natural.

Leonard Cohen, tras una época de desencanto con la poesía durante la cual residió en Londres, tuvo conocimiento de la isla por casualidad y en una decisión un tanto arriesgada, decidió desplazarse a Hydra. Tiempo después compró una vivienda en la isla que utilizó por muchos años para disfrutar de su clima y su tranquilidad y recuperar al final sus musas, pero lo más importante fue que allí conoció al que sería el amor de su vida, Marianne Ihlen. Con esta mujer mantuvo una relación intermitente durante la época que permaneció allí y tan profundo le marcó, que pese a los años transcurridos y a la distancia que les separaba, al enterarse de la enfermedad terminal de Marianne, Leonard le redactaba una emotiva carta en la que expresaba su deseo de reunirse con ella, quizá intuyendo que su final también estaba cerca:

Well Marianne, it’s come to this time when we are really so old and our bodies are falling apart and I think I will follow you very soon. Know that I am so close behind you that if you stretch out your hand, I think you can reach mine. And you know that I’ve always loved you for your beauty and your wisdom, but I don’t need to say anything more about that because you know all about that. But now, I just want to wish you a very good journey. Goodbye old friend. Endless love, see you down the road.
Bueno, Marianne, ha llegado el momento en el que somos tan viejos y nuestros cuerpos se están desmoronando, que creo que te seguiré muy pronto.Estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, podrás alcanzar la mía. Sabes que siempre te he querido por tu belleza y por tu sabiduría, pero ahora solo quiero desearte un buen viaje. Adiós, vieja amiga. Mi amor infinito, nos vemos al final del camino.

 Sobran las palabras.

GRANADA – TAKE THIS WALTZ

 

Fuente dedicada a Federico García Lorca, Fuente Vaqueros.

Fuente dedicada a Federico García Lorca, Fuente Vaqueros. Foto Flickr: Spencer Means.


En el año 1949 un joven Leonard Cohen compra un libro de poesía en Montreal y descubre a Federico García Lorca. En el discurso pronunciado en la recogida del Premio Principe de Asturias de las Letras en el año 2011 dijo:[…]Puedo decir que cuando era joven, un adolescente, y buscaba una voz en mí, estudié a los poetas ingleses y conocí bien su obra y copié sus estilos, pero no encontraba mi voz. Solamente cuando leí, aunque traducidas, las obras de Federico García Lorca, comprendí que tenía una voz. […] Este romance termina inundando los textos del cantautor a lo largo de toda su obra y se concentra en la canción “Take this waltz”, adaptación del poema del granadino, que le cuesta 150 horas de trabajo y una depresión a Cohen pero que termina siendo el nexo de unión más fuerte con la ciudad que acaba visitando en 1986 para rodar el video de la canción en los escenarios por los que el poeta andaluz situaba sus textos. Los discos “Poetas en nueva York” que recopila poemas musicados de Lorca con “Take this waltz” como pieza principal y “Omega” de Enrique Morente con Lagartija Nick, disco cumbre del flamenco contemporáneo, con una versión de la misma, acaban cerrando el circulo en la platónica relación del canadiense con la ciudad andaluza y su poeta más ilustre.

Evidentemente Granada posee atractivos suficiente de por si, pero dejando lo obvio a un lado, en este caso nos centraremos en la Casa museo de Federico García Lorca en la localidad granadina de Fuente Vaqueros, en cuyas salas podemos informarnos ampliamente de la vida y obra de este enorme poeta y dramaturgo español. En el libro de visitas del museo, entre las paginas del año 1986, están dibujados una guitarra y dos corazones unidos por una flecha con las iniciales FGL y LNC, Federico García Lorca y Leonard Norman Cohen.

 

LOS ANGELES – NEVERMIND

 


Recientemente la serie de la cadena de televisión de cable HBO “True Detective” en su segunda temporada, nos relataba las peripecias de tres personajes en un entramado de corrupción en la ciudad de Vinci, libremente inspirada en Vernon, condado de Los Angeles. Los aclamados títulos de crédito de la compañía californiana Elastic, tuvieron el inmejorable gusto de redondear su creación con la hipnótica “Nevermind” del disco “Popular problems” de Leonard Cohen.

Ademas de este nexo, la ciudad de Los Angeles estuvo unida estrechamente a los últimos años del cantante pues desde los años ochenta tenía su residencia fijada en la capital de la costa oeste de Estados Unidos, donde llevaba a cabo una vida tranquila y austera, dedicada a su música y a su familia. Esta ciudad fue testigo de su muerte en noviembre de 2016.

Su ultimo disco, publicado unos días antes de su fallecimiento, cuenta con la participación de un coro gospel de la ciudad que le vio nacer, Montreal. Otra ironía de tantas en la vida y letras de Leonard Cohen.

Leonard Cohen

Leonard Cohen. Foto Flickr: Jadimentat22


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 Comentarios en “Leonard Cohen was here