León

León. Algo más que un reino.


León no es solo una bella ciudad, sino una provincia con historia. Su nacimiento data del año 29 a.c. cuando los romanos eligieron esta zona como asentamiento de un campamento militar. Hacia el año 847 se instaura el influyente Reino de León que mantiene su hegemonía en el norte de España hasta su anexión en el año 1230 al Reino de Castilla, donde pese a estar bajo la soberanía del mismo monarca, León mantuvo una cierta independencia, por ejemplo conservando sus cortes. Hoy en día León capital y su provincia guardan y conservan con esmero todo lo que recuerda aquel glorioso pasado y han sabido evolucionar con los tiempos haciendo de esta ciudad castellana destino turístico por las múltiples opciones que oferta. La cultura y los monumentos, la gastronomía, la aventura, la naturaleza, la vida nocturna y el ocio hacen de León una buena propuesta cuando buscamos donde perdernos un fin de semana.

catedral de León

Catedral de León: Foto vía Flickr: Manuel.

Si lo que nos mueve hasta León es la cultura y la historia hay varios puntos que sobresalen por su importancia y que debemos considerar imprescindibles como la Catedral, que además de presumir de un imponente exterior de planta gótica, tiene en el interior su mayor tesoro con el deslumbrante juego de luces al que sus vidrieras dan lugar y un coro a la altura de tan bello espectáculo. La Catedral fue construida sobre unas antiguas termas romanas lo que debilita sus cimientos, aunque la leyenda diga que un topillo al que los canteros dieron caza y cuyo pellejo está en la puerta de San Juan era el encargado de tan vil hazaña. A poca distancia en el mismo centro, los frescos de la Colegiata de San Isidoro también conocidos como la Capilla Sixtina del románico son parte del conjunto arquitectónico que forman la basílica y colegiata del mismo nombre y su mayor atractivo.

León, Hostal San Marcos

Hostal de San Marcos. Foto vía Flickr: Antramir

El parador de San Marcos ocupa el antiguo hospital San Marcos, edificio que también sirvió de cárcel y ministerio durante la guerra civil española. Su fachada plateresca en la que las conchas nos recuerdan que era un lugar de paso y albergue de los peregrinos del Camino de Santiago y su claustro, que puede ser visitado, nos muestran el perfecto estado de conservación de la bellísima obra arquitectónica.

Casa de Botines

Casa de Botines. Foto vía Flickr: Turol Jones

El Palacio del Conde Luna, actual sede de la Universidad de Washington, el Palacio de los Guzmanes que alberga la Diputación, el Palacio de Jabalquinto donde podemos encontrar diversos talleres artesanos, la Casa de Botines edificio neogótico obra de Antoni Gaudí, la Muralla Romana que da nombre a la calle de los Cubos por las 36 torres o cubos que aún conserva, los Jardines de la Condesa y los de Papalaguinda que acompañan al río Bernesga a su paso por la ciudad, el sorprendente edificio del Auditorio, el museo de arte contemporáneo MUSAC  -que ilustra nuestra portada- y tantos otros rincones conforman el paisaje urbano de esta ciudad que atrae y engancha.

Barrio Húmedo

Barrio Húmedo. Vía Flickr: Carlos Santiago

Si lo que buscamos es oferta gastronómica, vida nocturna y ocio estamos en el sitio adecuado. Pocas ciudades dan tanto en tan poco espacio. El casco antiguo de la ciudad está “tomado” por los bares que hacen de este barrio de León un lugar único.

El también conocido como barrio Húmedo es un enmarañado de calles sin orden ni concierto delimitado por la calle Ancha y las plazas de Conde Luna, la plaza del Mercado (también conocida por plaza del Grano) y la plaza Mayor. Entre ellas podemos perdernos en los innumerables bares de tapas y encontrar ambiente en cualquier época del año. A los establecimientos de solera como La Bicha o El Flechazo se unen los nuevos que buscan hacerse un nombre. La Plaza de San Martín es el centro neurálgico por ser el espacio que más locales acoge pero no desmerece cualquiera de las otras calles y plazas de los alrededores.

Sin lugar a dudas si lo que quieres es pasarlo bien, has llegado a la meta. Quien se va de tapas por el barrio Húmedo de León repite, por algo será. 

Entierro de Genarín

Entierro de Genarín. Vía Flickr: Jorge

Por cierto, si decides hacer coincidir tu viaje con la Semana Santa, ademas de presenciar las típicas silenciosas y sobrias procesiones religiosas, también podrás disfrutar del Entierro de Genarín por las calles del barrio Húmedo, que cada Jueves Santo rinde homenaje a Genaro Blanco Blanco, conocido personaje de la ciudad que falleció atropellado por el primer camión de basura que hubo en León. A lo largo de un recorrido que se hace público el día anterior, se hacen ofrendas y se leen poesías en honor a tan peculiar ciudadano.

Recomendaciones

Las Médulas en la zona del Bierzo. Esta antigua mina a cielo abierto ha dado paso a un paraje espectacular donde las colinas rojas son las  protagonistas

-Si el senderismo nos atrae podemos visitar los Picos de Europa de cuyo parque nacional, León comparte dominio con Asturias y Cantabria.  Los paisajes de Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre son buena muestra de la belleza de la zona.

Astorga donde además de degustar el magnífico cocido maragato podremos visitar una ciudad con un impresionante patrimonio histórico  gracias a los restos romanos que atesora,  su catedral, el palacio de Gaudí y muchos otros puntos de interés.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *