Formentera

Formentera. Pitiusas en esencia. 4


Formentera - Cruce de caminos

Formentera. Pequeño tesoro Balear.

Formentera, también conocida como la Pitiusa menor, es sin lugar a dudas el único paraíso natural que queda en el Mediterráneo. El deseo y compromiso de sus habitantes por conservar y preservar la isla de la llegada masiva de turistas ha dado lugar a un equilibrio perfecto entre naturaleza y progreso. Las aguas cristalinas, los interminables arenales, los pinares, las calas vírgenes y las construcciones que encajan perfectamente en el entorno siguen siendo a pesar del paso de los años y la tentación de entregarse con los brazos abiertos al turismo, el paisaje predominante de esta isla que conserva como ninguna otra de las Baleares su identidad. Al no disponer de aeropuerto, la puerta de entrada a Formentera es el puerto de La Savina. Observando su movimiento podremos hacernos una idea de lo que es un dia la vida en la isla. Su tranquilidad solo se ve alterada por la llegada incesante de barcos pero una vez que los turistas se dispersan la aparente paz vuelve a hacerse patente. Conseguir mantener intacto el terreno no ha sido una labor fácil pero declarar espacio protegido la inmensa mayoría del suelo y concentrar las edificaciones en cuatro pequeños núcleos urbanos han dado lugar a un singular destino turístico. La escasez de oferta hotelera provoca un alza en los precios lo que hace que pernoctar en la isla no sea una opción al alcance de todos los bolsillos. En las inmediaciones del muelle las empresas de alquiler de coches, motos y bicis atraen la atención de todo aquel que llega con ganas de recorrer la isla. El tiempo apremia ya que la mayoría de las personas que se acercan a Formentera regresarán a Ibiza al caer la tarde.

Sant Francesc

Una vez que hemos llegado y decidido cómo movernos podemos empezar el recorrido. Empezaremos dirigiéndonos a Sant Francesc Xavier que es la capital administrativa de la isla. En este pequeño núcleo urbano la parroquia, la Plaza Mayor y el pequeño Museo de Etnología harán que nos hagamos una pequeña idea de lo que Formentera nos ofrece. Cerca encontramos Cala Saona que es una bella playa donde podemos encontrar todo lo necesario para un día al sol. Es ideal para ir con niños por los servicios que ofrece. Si buscamos algo menos urbano nuestro objetivo es Platja d’es Migjorn. De camino a este largo arenal de 5 km. podemos hacer una parada en el Cap de Barbaria, donde se encuentra el icónico faro que se hizo famoso por la pelicula de Julio Medem “Lucia y el sexo”. Es una de las zonas más desértica de las Baleares.

Faro

Platja d’es Migjorn nos ofrece un entorno de naturaleza en estado puro aunque también dispone de servicios como restaurantes, hamacas y sombrillas en alguna de sus partes para pasar un día de playa sin desconectar de las comodidades. Una vez disfrutado de sus cristalinas aguas y haber dejado que el sol caliente nuestra piel podemos dirigirnos hasta La Mola cuya solitaria carretera al faro nos dará una visión distinta de esta tranquila isla donde tendrás la sensación de que el tiempo corre al ritmo que tu mandas. En Es Pilar de La Mola podemos aprovechar para adquirir productos de artesanía en cuero, lana o cerámica típicos de la zona. 

De regreso en dirección a la Savina nos encontramos la zona de Tramuntana que presenta un paisaje más rocoso y con alguna elevación y las poblaciones de Sant Ferran de ses Roques donde la mítica Fonda Pepe nos recuerda el pasado hippy de la isla y Es Pujols donde se concentra la oferta hotelera que aunque desentona con el entorno, evita su dispersión a lo largo y ancho de la isla como ha sucedido en Ibiza. Ya llegando casi al final de nuestro recorrido nos dirigimos a Es Trocadors, punta de roca y arena que nos lleva al islote de S’Espalmador adonde podremos pasar a pie en día de mar en calma. Las playas de Es Trocadors son las más reconocidas y visitadas de Formentera.

Formentera

Las dos playas, poniente y levante, separadas por una manga de arena de pocos metros de ancho, poseen las aguas azul turquesa mas cristalinas de la isla. Una vez visto y sentido lo que este pedazo de tierra nos ofrece tan solo nos queda volver al puerto donde un barco nos acercará al bullicio de Ibiza y nos alejará con cada milla de la paz, tranquilidad y la inmensa naturaleza que a nuestras espaldas esa pequeña gran Formentera atesora.

Recomendaciones

-Ir al mirador de la Isla, que se encuentra camino del Pilar de la Mola y donde hay un restaurante para hacer una paradita. Podremos sacar una de las mejores fotos que nos ofrece el paisaje de la isla.

-En Playa de Migjorn hay varios chiringuitos a pie de arena donde poder disfrutar de tapas y copas. Ojo con los precios si no quieres llevar un susto.

-Si vienes desde Ibiza y solo vas a estar un día, para moverte por la isla te recomiendo el alquiler de una moto (evidentemente depende de si sabes llevarla y de la gente que te acompañe), ya que los coches además de un poco caros, te pueden traer problemas de aparcamiento en las playas.

Más información

Web de turismo de Formentera

Página con muchísima información de la isla.

Post en Sin parar de viajar, completísimo blog de viajes


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Formentera. Pitiusas en esencia.

  • lupicino

    Qué maravilla, creo que habéis hecho tal descripción de la isla que es como para irse ahora mismo para allá. lejos de las nieblas norteñas.
    El problema es que me dicen en la agencia que todo el verano ya está todo copado por nuestros primos los espaguetis…jejeje.
    Menos mal que mayo aún es temporada baja….me voy corriendo a reservar…..

    • Marta Alvarez Autor

      Hombre, pues qué suerte poder irse unos días en aunque sea en mayo. Quizá el tiempo no te acompañe como en pleno verano, pero comparado con el tiempo en el norte, se puede disfrutar seguro. Eso si, no es el lugar propicio para mucha visita cultural. Sólo naturaleza y playa. Un saludo y muchas gracias.

  • Angelica

    No cabe duda de que las Baleares son preciosas, pero esta creo que como no debe de estar tan masificada turísticamente, a mi me atrae más que el resto, pero no se si la economía de un bolsillo no muy potente podría hacer frente a los precios que creo hay en ella. Precios a parte, un destino super apetecible.

    • Marta Alvarez Autor

      Animemonos pues a tirar la casa por la ventana! Pero, aunque este destino es un poco prohibitivo seguro los hay por encima y por debajo: el caso es disfrutar el viaje. El entorno es solo un factor. Un saludo y muchas gracias.