Dubrovnik, la belleza de la costa croata. 1


Dalmacia es el territorio histórico bañado por el mar Adriático que en la actualidad se identifica en su mayor extensión con la República de Croacia. En su memoria recoge influencias de multitud de pueblos que la conquistaron y ejercieron su poder sobre estas tierras: griegos y romanos en la antigüedad, pasando por bizantinos y francos más tarde, la República de Venecia por muchos años,  Napoleón incorporándola a su imperio,  Austria poco antes de la Primera Guerra Mundial, Italia hasta la segunda y finalmente entra a formar parte de Yugoslavia en 1945. El rico bagaje cultural y esta región es el resultado de los muchos avatares históricos por los que ha pasado. La capital de la región es Split y otras ciudades importantes son Zadar y Dubrovnik. En esta última nos detenemos por haberse convertido en uno de los centros turísticos del Europa, para intentar recorrer sus principales atractivos y quien sabe si descubrir alguno nuevo.

Dubrovnik

Vista general de la ciudad amurallada. Foto Flickr: Ivan Ivankovic

Si bien la ciudad de Dubrovnik es muy extensa ocupando una franja de unos 21 km2 entre la montaña de San Sergio y el mar, lo más conocido es la ciudad antigua o Ragusa. Declarada patrimonio de la humanidad en 1994 se encuentra amurallada en su totalidad y posee uno de los centros históricos más bellos de todo el Mediterráneo.

Por un módico precio y ocupando alrededor de dos horas de nuestro tiempo, podemos recorrer su muralla, con sus doce torres, y así nos hacemos una primera idea del espacio, además de obtener las mejores panorámicas del magnífico conjunto de la ciudad.

Vista general de la muralla.

Vista general de la muralla. Foto Flikr: Graham C99

Una vez metidos en el centro, varios son los puntos de interés. Lo primero que llama la atención, es que se encuentra firmemente dividido en dos por la llamada Stradun o Placa , que es su calle principal y va desde la Puerta de Pile,  hasta la Puerta de Ploče, ambas custodiadas por las Fuentes de Onofrio, una grande y otra pequeña. La peculiar fisonomía de la calle es debida a la reconstrucción que se tuvo que llevar a cabo tras el gran terremoto y posterior incendio que sufrió la ciudad en 1667, que acabó con todos los edificios antiguos y que obligó por ley a que a partir de entonces las construcciones se realizarán en base a unos cánones que dan el aspecto actual a la famosa calle. A ambos lados de la misma se encuentran la mayoría de edificios históricos y monumentos de Dubrovnik, lo que hace que esté casi continuamente llena de turistas.

Along Stradun, Dubrovnik (7)

Stradun, Dubrovnik. Foto Flickr: Richard Mortel

Otros lugares que merecen ser destacados: las plazas, como la Plaza Luza o la Plaza Gundulic, palacios como el Palacio Sponza o el Palacio de los Rectores, iglesias, como la Iglesia de San Biagio, la de San Salvatore o la impresionante Catedral de la Asunción de la Virgen y por último los museos, de los que tenemos que decir que, dada la afluencia de turistas a la ciudad, existen muchísimos y no todos tienen capacidad suficiente para ofrecer el valor que la entrada tiene, así que hay que tener cuidado con los que se elige.

Cathedral

Catedral de la Asunción de la Virgen. Foto Flickr: Son of Groucho

Muchas de estas visitas están incluidas en la DuBrovnik Card, la cual da entrada a 9 de los lugares más importantes y visitados de la ciudad, a utilizar el transporte público durante el tiempo de duración de la tarjeta que adquieras y también ofrece descuentos en otros muchos servicios de la ciudad. Si bien es cierto que agrupa muchos de los principales imprescindibles de la ciudad, ofrece otros no tan “interesantes”; todo depende de los requerimientos que se tengan, de cuanto se haya preparado la visita por adelantado y de cual sea el criterio para escoger las visitas que personalmente merezcan la pena. En conjunto suele ser una buena opción aunque no se amortice al 100%.

Teleférico en Dubrovnik

Teleférico en Dubrovnik. Foto Flickr: Son of Groucho

Uno de los atractivos que mas expectación suscita es el teleférico o Cable Car, con el que se accede a la colina de la ciudad y desde la que se tienen unas buenísimas vistas del conjunto de Dubrovnik. Los tickets para acceder al funicular se pueden obtener a través de su página web, en el mismo teleférico, o en numerosos locales del casco viejo.

Dejando a un lado la ciudad vieja hacia el norte de Dubrovnik está la península de Lapad, con las zonas de Babin Kuk, Gruz y el puerto nuevo donde se encuentra la mayoría de los hoteles.

Lapad beach

Playa de Lapad. Foto Flickr: Jenny Douglas

En la misma península de Lapad se encuentra una de las playas más populares de la ciudad, muy buen ambiente en bares y restaurantes y merece la pena visitarla, por resultar un lugar muy agradable para objetivos más lúdicos.

Otras playas son la playa Dance, cerca del centro histórico y por supuesto la isla de Lokrum, para cuya visita debemos coger un ferry en el puerto viejo y así descubrir playas alejadas de las multitudes de Dubrovnik. La isla es un paraje protegido con lo que si decidimos pasar allí el día necesitaremos avituallarnos, pues en la isla no hay restaurantes ni opción de adquirir comida. Como recomendación a la hora de visitar la costa, lo que en Croacia se considera playa, no suelen ser sino rocas bañadas por el mar o acaso playas de guijarros, con lo que unas “cangrejeras” o sandalias para bañarse no vendrán mal si no se está acostumbrado o simplemente para que el baño resulte más cómodo.

Isla de Lokrum

Isla de Lokrum. Foto Flickr:Jori Samonen

Para terminar nos gustaría reseñar aquel que ha resultado ser el último espaldarazo para aumentar las visitas a la ciudad adriática, que no es otro que el visitar los escenarios reales de Juego de Tronos. Para los seguidores de la famosa serie, Dubrovnik ha sido utilizado en gran parte para recrear escenarios de Desembarco del Rey, capital de los siete reinos en la geografía de la novela de George R.R. Martin. No es difícil encontrar excursiones que recorran los diferentes puntos en los que la serie se ha rodado, desde la fortaleza de Lovrijenac, escenario de la batalla de Aguasnegras, la Torre Minceta, donde Daenerys rescata a sus dragones o la citada Isla de Lokrum para situar la ciudad de Quark.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Dubrovnik, la belleza de la costa croata.