Carreteras

Carreteras que te enamorarán. 4


La carretera como destino

Un viaje siempre es una aventura y descubrir lugares nuevos es nuestro objetivo. En el camino podemos encontrarnos cosas sorprendentes que por el ansia de llegar al destino pasamos por alto. Eso nos pasa con las carreteras. Pensamos en ellas y solo recordamos una numeración o un punto kilométrico pero muchas merecen una foto o miles porque si nos fijamos bien, a veces son más bonitas incluso que los lugares que unen. Recorrer sin prisas una carretera dejando que la brisa entre por las ventanillas y disfrutar del entorno es algo mágico. Solo pensar en ello y me viene a la mente la palabra vacaciones. Me gustaría compartir una selección de las que considero más impactantes, esas en las que la carretera en si se convierte en destino.

Crete Senesi,Toscana

Carretera Crete Senesi

Fotografía de Steulot

Carretera de 29 kilómetros que une las localidades de Taverne d’Arbia y Rapolano Terme. Por su situación en la región de la Toscana, para mí la más bella de Italia, ser destacada en una selección de carreteras ya es un punto a su favor. Es una zona donde el cultivo de trigo es mayoritario lo que nos permitirá disfrutar de distintos paisajes dependiendo de la época del año en que viajemos. Pasaremos del verde al amarillo terminando en un marrón anegretado cuando la tierra está arada. Todos y cada unos de ellos son insuperables.Durante el camino el terreno sorprendente de dunas verdes como cubiertas por una alfombra, los cipreses y las bellas edificaciones nos recordarán que paseamos por la Toscana aunque un paisaje tantas veces descrito como lunar nos hará dudar. En el camino encontraremos la Abadía benedictina Monte Olivero Maggiore que requiere una parada o el pueblo medieval de Asciano y tantos otros rincones que sería imposible enumerarlos. Lo mejor sin duda para disfrutar al máximo de este lugar privilegiado de la Tierra es dejarse llevar a donde el corazón y el instinto te lleve que seguro será carretera adelante hacia el infinito. Disfruta de la luz, de los paisajes, de los colores pero sobre todo déjate envolver por la magia y vuelve a soñar con tocar el cielo.

Carretera PM214-1 de Lluc a Sa Calobra en Mallorca.

Carretera Sa Calobra

Fotografía de Morfeos

Son 14 kilómetros de carretera de curvas con una de 360° llamada nudo de corbata que permite disfrutar de unas vistas inmejorables de la Sierra de Tramuntana y del Torrente de Pareis ya que a lo largo del descenso encontraremos numerosos miradores. Mi consejo sería recorrerla a última hora de la tarde cuando el bullicio de coches y veraneantes da paso a una tranquilidad tan extrema que incluso sobrecoge. La cala de Sa Calobra es un punto y aparte en lo que a playas se refiere.

Puerto de Furka, Suiza

Carretera Furka-/Grimselpass Schweiz

Fotografía de Ole.Pophal

Carretera (vía 19) que comunica Andermatt en el cantón de Uri y Gletsch en el cantón de Valais. Si la tomamos por su vertiente oeste empezamos el camino desde Gletsch. Es una carretera con unas vistas impresionantes donde podremos admirar entre otras cosas el glaciar donde nacen las aguas del Ródano. A lo largo de sus siete curvas de herradura de 180° salvaremos un desnivel de 1400 metros, la prudencia debe ser la protagonista de la escapada porque no sería muy sensato arriesgar en la conducción y además el entorno requiere un paseo tranquilo y tomándonos el tiempo que sea necesario.

Antrim Coast Road, Irlanda del Norte

Carretera Larne - Coast Road Plaque MAR08

Fotografía de Brian Fisher

40 kilómetros de carretera que recorre la salvaje costa norirlandesa. A pesar de que la A2 es mucho más larga el tramo que nos interesa da comienzo cerca de Larne en el Black Arch (arco negro) y finaliza cerca de Cushendall en el Red Arch (arco rojo). Durante el recorrido tendremos oportunidad de pasar por pequeños pueblos pesqueros que aún conservan la tradición de antaño pero sobre todo no debemos perdernos la Calzada del Gigante. Es un área de 40000 columnas de basalto provenientes del enfriamiento de un cráter ocurrido hace 60 millones de años. Una vez recorrida esta ruta tendremos claras dos cosas, la belleza de Irlanda y el poder sobrecogedor de la naturaleza que nos enmudece por su grandiosidad y la belleza que crea.

Costa amalfitana (SS-163)

Carretera Costa Amalfitana vista de Ravello

Fotografía de Leandro Neumann Ciuffo.

Es una de las carreteras más conocidas del mundo debido a la cantidad de veces que ha sido protagonista de películas. Sus 80 kilómetros unen las localidades de SorrentoSalerno por la línea de costa dejando a su paso pueblos tan conocidos como AmalfiPositano entre otros. Debemos prestar atención a la conducción porque a pesar de que las vistas reclamen nuestra atención por ser de gran belleza, es una carretera muy concurrida en la que a menudo encontramos coches aparcados a ambos lados lo que dificulta el paso debido a su estrechez. Circulando por ella sentiremos presente el espíritu de los años 70 tan fielmente reflejado en diversas películas. Da la sensación de que al salir de cualquier curva puedes encontrarte a Sofía Loren conduciendo un descapotable con su inseparable pañuelo en la cabeza. Es una carretera que transmite glamour, diversión y belleza pero sobre todo la sensación de que lo mejor aún está por llegar.

Ruta de lo Piratas, Cabo de Gata

Los Escullos

Fotografía de Fran Villena

Esta ruta son 20 kilómetros de la carretera ALP-826 que une las poblaciones de Los Escullos y Las Negras. Su nombre se debe a las incursiones piratas sufridas por este trozo de costa. Las torres de vigilancia, fortificaciones y castillos nos acompañarán a lo largo de todo el recorrido. Los pueblos de pescadores, las dunas, playas y cuevas completarán el entorno que hará de esta carretera una vuelta al pasado, ese en el que los barcos, las espadas y la lucha por el territorio eran pura rutina. Al final del camino, desde Las Negras, tendremos la oportunidad de hacer una ruta a pie de 2,5 kilómetros hasta la cala de San Pedro donde encontraremos un castillo que además de vivienda de un regimiento también fue usado como cárcel. La historia que se respira, el árido paisaje a un lado y el inmenso mar al otro harán de esta carretera un lugar en el que perderse a la espera de que algún corsario nos encuentre y nos lleve a surcar los mares.

Lagos de Covadonga, Asturias

Carretera Lagos de Covadonga

Fotografía de Juan Jimenez Martinez

Carretera de 14 kilómetros que va desde Covadonga hasta los lagos. Al estar enclavada en el Parque Nacional de los Picos de Europa las vistas que su ascensión nos muestran son de gran belleza. El verde típico de la región asturiana y la frondosidad de la vegetación convierten en verdad eso de que Asturias es un paraíso natural. La carretera llena de curvas y el desnivel que se salva además de no ser muy ancha hacen que tengamos que prestar mucha atención a la conducción, ya tendremos tiempo cuando lleguemos a los lagos a admirar el paisaje. El primer lago que encontramos es el Enol y un poco más adelante encontramos la Ercina donde un parking y un bar nos harán la visita más amena. Diría que casi cada rincón de Asturias merece una parada pero de lo que no hay duda es que Covadonga y los lagos son visita obligada. Durante los meses de verano, debido a la gran afluencia de visitantes, la carretera a los lagos está cerrada al tráfico pudiendo solo transitar por ella a primera hora de la mañana o última de la tarde. Durante estos meses la ascensión puede hacerse en los autobuses habilitados para tal fin.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 Comentarios en “Carreteras que te enamorarán.

  • lupicino

    Interesante entrada.
    Sin duda, me quedo con el recorrido por la costa amalfitana, debe de ser de quedar boquiabierto…..
    Y después, con el paisaje toscano, sin duda alguna.
    Eso sí, será necesaria una buena compañía que se maneje bien al volante. De lo contrario corremos peligro de perdérnoslo todo.

    • Manuel Llaneza

      Ambas son preciosas. Cierto es que hay que ir haciendo paradas para, si vas conduciendo, poder mirar a los lados y empaparte un poco del ambiente. Un helado aquí, unas fotos allá, un capuccino más allá…. Muchas gracias por el comentario.

  • Angelica

    Cualquiera de vuestras propuestas es siempre atractiva, pero esta desde mi punto de vista más, por el hecho de incluir paisajes de montaña tan queridos para mi como son los picos de europa. En cuanto al resto, lo contais tan bien que siempre apetece ir. Gracias