Bilbao en diez propuestas.


Fundada en el año 1300, la hasta entonces villa amurallada de Bilbao, con sus incipientes núcleos a los dos márgenes de la ría, consigue en poco más de dos siglos, consolidarse como una de las principales ciudades comerciales del norte de España, debido  a la conjunción de varios factores: la concesión de privilegios según los cuales todo el comercio marítimo de Castilla tenía que pasar por el puerto de la ciudad, un potente mercado semanal y sobre todo el comercio del mineral de hierro de la cercana mina de Miravilla. A lo largo del siglo XV se va creando el casco histórico de Bilbao con las llamadas “siete calles”, espacio que en la actualidad es totalmente peatonal y uno de sus principales atractivos. Tras una gloriosa época comercial que arranca en el siglo XVII y que lleva a la ciudad a ser uno de las grandes urbes industriales de España hasta finales del siglo XX, la crisis en el sector siderúrgico y el cierre de sus principales astilleros, obligan a la ciudad a replantearse su futuro alejándose de las que hasta ese momento habían sido sus principales fuentes de riqueza. Una importantísima recuperación y reconversión de los espacios industriales, una brutal inversión en la recuperación de la ría y una visión medioambiental en cada uno de los planteamientos, hacen del Bilbao de hoy una ciudad de servicios cuyo potencial turístico está a la altura de las grandes capitales europeas.

Te ofrecemos diez ideas como aperitivo de lo que una vez allí puedes descubrir:

Casco Viejo

Son muchos los atractivos que posee el casco viejo de Bilbao, pero el más admirable es el haber conservado su identidad y fisonomía a pesar de las veces que ha sido destruido por inundaciones (la ultima en el año 83) o incendios. Pasear por sus calles principales y perderte por las menos conocidas, son un viaje al autentico carácter del pueblo bilbaíno y sus costumbres. Está estructurado en cantones y tiene una curiosidad reservada: las llamadas cárcavas, callejuelas muy estrechas que servían para dar desagüe a las viviendas y a la vez hacer de cortafuegos. El ambiente que se respira en los locales esparcidos por doquier, los hace perfectos para degustar lo excelentes vinos de la zona y sus característicos “pintxos”. En la plaza mayor o plaza nueva se encuentran varios establecimientos con terrazas perfectos para ese cometido.

Muchos son los edificios emblemáticos que se pueden visitar: la biblioteca Bidebarrieta, el Palacio Arana, la estación Atxuri, la casa cuna y el kiosco arenal destacan entre muchos otros.

Calle en el casco viejo

Calle en el casco viejo. Foto vía Flickr: Enrique Dans.

Museo Guggenheim

Es el mayor reclamo que tiene la ciudad en la actualidad y la punta de lanza del nuevo Bilbao. Ademas de la belleza del edificio en sí, se ha consolidado con referencia artística mundial gracias a unas cuidadísimas programaciones. Posee colección propia, varios espacios alternativos para otros fines culturales, una tienda librería y un restaurante llamado Nerua, con una estrella Michelin. Su diseño con placas de titanio recuerda a las escamas de un pez y su forma en el margen de la ría, a la estructura de un barco varado en la orilla del mar. Ambas ideas fueron claras fuentes de inspiración para su creador, Frank Gehry. A su entrada se encuentra Puppy, una enorme escultura con forma de perro sentado, que es otro de los nuevos símbolos de Bilbao. Muchas otras esculturas pueblan el entorno del museo, como la enorme araña “Mama” de la escultora Louise Bourgeois, que encabeza esta entrada.

Museo Guggenheim.

Museo Guggenheim. Foto vía Flickr: Chris.

La Alhóndiga

Centro multidisciplinar en el que podemos encontrar todo tipo de instalaciones para uso lúdico, desde una piscina hasta espacios para conciertos, restaurante, una biblioteca…. Del edificio primigenio, un antiguo almacén de vinos del siglo XIX, se conserva únicamente la fachada que contrasta con un interior totalmente remodelado, que sigue los cánones de la arquitectura más vanguardista.

Alhondiga

Interior del centro La Alhóndiga. Foto vía Flikr: C D _Fr

El mercado de la Ribera

Son 10000 metros cuadrados de mercado, y constituye así uno de los mayores de toda Europa. De estilo Art decó, se caracteriza por las enormes vidrieras que inundan de luz natural el interior. Allí tenemos a nuestro alcance el gran producto en el que se fundamenta la importantísima gastronomía del Pais Vasco.

Mercado de la Ribera.

Mercado de la Ribera. Foto vía Flikr: Andrew Nash

El barrio del Ensanche

Es una de las zonas más cosmopolita de la ciudad, situada al otro lado del rio, frente al Casco Viejo. Antes de anexionarse a Bilbao, el pueblo recibía el nombre de Abando, nombre que conserva en la actualidad ahora como barrio de la gran urbe. Es el lugar de residencia de la burguesía bilbaína, centro de negocios y plaza para multitud de tiendas y restaurantes. Contiene un gran número de edificios y viviendas dignos de mención por su variedad estilística y arquitectónica. La plaza Euskadi, la plaza Moyúa y la Gran Vía son los puntos neurálgicos de este importante barrio.

Plaza Euskadi

Plaza Euskadi. Foto vía Flikr: Juan Ignacio Llana Ugalde

El mirador de Artxanda

Ofrece las mejores vistas de la ciudad, con el museo Guggenheim y el casco Viejo como protagonistas. Se puede acceder a pie, en coche o lo que es mas interesante, en un funicular que se puede tomar en el centro de la ciudad, muy cerca del puente Zubizuri, puente diseñado por Santiago Calatrava. Es una de las zonas verdes más bonitas de Bilbao.

Escultura "Huella dactilar"en el mirador de Artxanda.

Escultura “Huella dactilar”en el mirador de Artxanda. Foto vía Flikr: María Giovanna Colli

El metro

Diseñado por el reconocido arquitecto Norman Foster posee una estética que parece trasladarnos a una película de ciencia ficción. Los curiosos accesos al metro, estructuras de metal y cristal, han sido bautizados por los bilbainos cono “fosteritos”.

Une bouche de métro de Bilbao (Fosterito)

Una de las entradas al metro de Bilbao. Foto vía Flikr: Jean-Pierre Dalbéra


La Basílica de Begoña y Catedral de Santiago

De fachada renacentista e interior neoclásico, data del siglo XV y  es la morada de la Virgen más venerada de la ciudad vizcaína. El día 15 de agosto se celebra el día grande de la patrona, también conocido como el “Día de la Amatxu” . El patrón de la ciudad es Santiago el Mayor y su catedral se encuentra en pleno casco viejo, dando testimonio del paso de un ramal del camino de Santiago por la ciudad.

Nuestra señora de Begoña. Patrona de Vizcaya

Imagen de Nuestra Señora de Begoña. Foto vía Flikr: Er Guiri.

Teatro Arriaga

Situado en un extremo del casco viejo, debe su nombre al compositor Juan Crisóstomo de Arriaga, llamado el Mozart español por su precoz talento para la música y su temprana desaparición a los diecinueve años. El conservatorio de música de la ciudad también lleva su nombre. La programación del teatro es muy extensa y cuidada, abarcando desde música clásica, a musicales y todo tipo de representaciones teatrales. Aquí puedes consultar la web del teatro.

Fachada de Teatro Arriaga.

Fachada de Teatro Arriaga. Foto vía Flikr: Vidal Alonso Lozano.

Puerto Viejo de Algorta (Getxo)

Tomando el metro a escasa media hora del centro de Bilbao podemos visitar el puerto viejo de Algorta, un encantador rincón en el que aún se palpa la tradición marinera de los aguerridos hombres que ayudaban a los barcos a adentrarse en la ría de Bilbao, tarea peligrosa por la cantidad de arenales que había que sortear. Merece mención la curiosa Casa de Náufragos, situada al borde del paseo, la cual en origen fue sede de la Cruz Roja y refugio para los marineros accidentados. Es un lugar perfecto para disfrutar de maravillosos platos marineros de la cocina tradicional vasca.

Antigua casa de Náufragos.

Antigua casa de Náufragos. Foto vía Flikr: Iker Merodio

 

Recomendaciones

  • Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe. Situada a unos 25 km de la capital, es una bellisima ermita al borde del mar cantabrico cuyo acceso se realiza a traves de una vertiginosa escalinata que conduce a la iglesia encaramada en el risco sobre el mar. Muchos la recordareis por aparecer en el film “Siete apellidos vascos”
  • Puente de Bizkaia. Une Getxo y Portugalete, localidades a doce kilometros de Bilbao. Este puente trasbordador cuya gondola es capaz de transportar hasta 200 personas en cada viaje es una de las curiosidades de la zona.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *